Garbanzos

Garbanzos

Está claro que no hay que ser una “superstar” para ser objeto de una fotografía. Algo tan humilde como unos garbanzos puede servir de modelo; lo importante es que estén a mano. En esta ocasión estaba haciendo una sesión con mi “mini-estudio” (unos flashes con paraguas, al estilo strobist; el soporte es la mesa de la cocina, y el fondo es un hule dado la vuelta), abrí el armario de la cocina y empecé a sacar “voluntarios”.

De esta foto me gusta especialmente los dos planos separados: el grupo de cuatro garbanzos enfocados, en el primer plano; y al fondo, la bolsa abierta ya más desenfocada. En fin, una probatura como otra cualquiera.