Retoques: abducida

El otro día me puse a retocar esta foto. Está tomada en la Peña de Francia, en Salamanca, con mi mujer asomada al borde del abismo. Mi idea inicial era simplemente hacer un retoque por zonas con el objetivo de equilibrar un poco mejor la zona más iluminada (el fondo, bañado por el sol) y la zona más oscura (el primer plano, que estaba en la sombra). Y así empecé. Pero luego me empecé a animar… la postura de la modelo podría dar mucho juego. Me evocaba esas imágenes donde el cielo se abre para mostrar la iluminación divina… o para mostrar los rayos de una nave espacial que abducen incautos.

Así que nada, un cono de luz por aquí, el círculo de abajo, una sombra inventada, reforzar el contraste sobre los brazos y la cabeza (como si efectivamente hubiese un foco de luz iluminando desde encima). Capas, máscaras de capa, opacidad variada… y un buen rato jugando. Soy consciente de que podría haber sido mucho mejor, pero me dio la oportunidad de “inventar” durante un rato. Y el resultado… no está mal, ¿no?

Pd.- Mi mujer bien, gracias. Únicamente que estos últimos días está un poco rara. No sé qué de Raticulín, y de una evacuación mundial, que hay trece millones de naves de una confederación intergaláctica. Pero bueno, yo no le hago mucho caso.