El mundo de Instagram

Instagram es una aplicación fotográfica para el móvil. Primero llegó al iPhone, luego a los teléfonos Android. Un gran éxito, que yo observaba desde fuera. “¿Y para qué quiero yo eso? Valiente chorrada” (soy un visionario :D). En fin, no le veía la gracia a un sitio donde publicar fotos del móvil, encima todas en formato cuadrado y con filtros predeterminados. Para las fotos “buenas” ya tenía Flickr (o 500px más recientemente). Y fotos con el móvil… no hacía más que alguna personal (si no había otra cámara por medio) o alguna imagen casual para ilustrar algún tuit.

El caso es que al final de este verano me bajé la app para el teléfono. Y… vaya, he de reconocer que estoy en cierto modo “enganchado”.

Como decía antes, nunca había concebido el móvil como una cámara para “hacer fotos buenas”. No sé por qué (evidentemente la calidad de imagen no va a ser lo mismo que una réflex, pero ya no son las cámaras de los móviles de hace 5-7 años). Y el hecho es que, como dice Chase Jarvis, “la mejor cámara es la que llevas encima”. Y la realidad es que el móvil lo llevas permanentemente encima, lo cual de repente expande de forma enorme las posibilidades de “hacer fotos”.

Empiezas a mirar, en el día a día, con otros ojos. Buscando fotos. El resultado técnico no te importa demasiado, y tampoco que tenga el “retoque perfecto” (por eso los filtros estandarizados te bastan y te sobran). No son fotos que pretendas imprimir, ni vas a subirlas a Getty para (intentar) venderlas. Son, por así decirlo, “estudios” como los que hacían los pintores. Entrenamiento, no más.

Pero por otro lado, un entrenamiento agradecido. El componente social de Instagram, con gente que le da al “corazoncito” cuando le ha gustado tu foto, o que de repente te comenta, supone un agradable e inmediato refuerzo. Y tú también echas un vistazo por ahí, a ver si hay fotos que te gustan, para dejar constancia. Es, en el fondo, el mismo componente social que algunos encuentran en Flickr o 500px (aunque confieso que yo nunca he explotado mucho esa vertiente), pero todo metido en una aplicación sencilla y usable en tu móvil.

En fin, que estoy hecho un instagrammer :D